Ir al contenido principal

Antologías 2019

Como...

todos los años, seguimos tratando de fomentar las publicaciones conjuntas, que aglutinen a la mayor cantidad de escritores posible. En esta edición, “Carboneras Literaria” ha editado dos antologías basadas en la música. Una de relatos titulada “La banda sonora”, y otra de poesía titulada “Versos para bailar o no”. En ambas antologías hemos alcanza un amplio nivel de participación de escritores, 44 y 83 respectivamente, y un magnífico nivel de calidad literaria. En ambas ha participado nuestra añorada compañera Pilar Quirosa-Cheyrouze, que nos ha dejado mientras terminaban de editarse.


LA BANDA SONORA

Aunque algunos no sean muy conscientes de ello, todos tenemos una banda sonora que acompaña nuestra vida. La música llena nuestras soledades, nos relaja, nos anima, nos ayuda a recordar, marca puntos importantes de nuestra historia personal y nos hace más llevadera la existencia. Y todo eso lo hace de manera muy personal, cada uno es un mundo, y la música que a ciertas personas fascina, a otros molesta; la que unos consideran obra maestra otros la califican de ruido o de muermo, la que a unos saca a bailar automáticamente, a otros les deja indiferentes en el asiento. Así de especiales somos. Pero, lo que está bastante claro es que la música es el lenguaje más universal, el que nos comunica aunque nuestro idioma sea diferente, el que todos entendemos y con el que todos vibramos de una u otra manera, incluso los sordos. No es fácil concebir la vida sin la música.

Desde el tam tam a las grandes orquestas, desde la flauta de caña a los instrumentos electrónicos más sofisticados, desde las voces de nuestras abuelas a las de las grandes divas, cualquier medio y cualquier instrumento es bueno para hacer música, para conmovernos, para alegrarnos, para hacernos mover el esqueleto, para evitar que nos sintamos solos.

La antología de relato breve, que tenéis en vuestras manos, recoge la labor de una buena cantidad de narradores que se han inspirado en la música; rebuscado en su memoria las piezas que les han marcado, las letras que les han hecho reflexionar o enamorarse, las voces y las notas que han llenado sus espacios más íntimos, los músicos que han interpretado mejor sus gustos musicales, etc. 

En Carboneras Literaria continuamos fomentando libros conjuntos con autores muy diversos, porque siempre hemos creído que en la mezcla, en lo heterogéneo, está la virtud. La experiencia de unos autores se ve complementada por la frescura de otros, haciendo que este libro sea un homenaje de todos y desde todos los puntos de vista a la música. 

A pesar de las dificultades, en nuestro empeño por innovar y crecer, hemos ido evolucionando desde los temas locales y los provinciales, a los universales, porque nuestros autores lo son.

En esta antología se muestran los relatos de 44 escritores, mujeres y hombres de todas las edades, que han nacido o vivido en cualquier lugar del mundo, con trayectorias literarias muy diferentes; formando un grupo tan armónico como disonante, un conjunto musical casi tan numeroso como una orquesta sinfónica, pero con un único instrumento para interpretar la partitura: la narrativa, ya sea acústica o eléctrica. 

En 2019, las VI Jornadas Carboneras Literaria, apoyadas por la editorial “Almuzara” y patrocinadas por el Ayuntamiento de Carboneras, han apostado por esta nueva antología de relatos sobre la música, “La banda sonora”, y por otra de poesía sobre el mismo tema, titulada “Versos para bailar o no”, que coordina Javier Irigaray. Con estas publicaciones conseguimos, una vez más, multiplicar el número de escritores que pasan por este referente de la literatura, que ya es Carboneras. 

Como responsable de este libro, me siento muy feliz del resultado, del nivel de participación, de la calidad de los relatos y de la confianza y el cariño que los autores y la editorial han depositado en nosotros. Tengo que volver a agradecer su fidelidad a los que ya son veteranos en estas Jornadas y en nuestros libros conjuntos, y dar la bienvenida más sincera a los que se estrenan en esta edición. Carboneras y el faro de Mesa Roldán os abren sus puertas y sus oídos. 


Mario Sanz Cruz


PARTICIPANTES EN “LA BANDA SONORA”

Carmelo Anaya
Miguel Arnas Coronado
Milagros Arranz
Daniel Oliver Bachmann
Peter Beale
Gabriel Camero Martín
Guillermo de Jorge
Fernando de Villena
Úna Fingal
Francisco José García Carbonell
Antonio García Vargas
Teresa Gómez
Vicente Gómez
Antonio Guerrero
Miguel Hernández García
Vidal Hurtado
Javier Irigaray
Mariasun Landa
CrisTina León Lopa
María Ángeles Lonardi
Raquel López Cascales
Fernando Martínez López
Vicente Muñoz Álvarez
José Navarro Ballesteros
Julia Navas
Ángel Olgoso
Andrés Ortiz Tafur
Moisés S. Palmero Aranda
Juan Pardo Vidal
Francisco Pérez Baldó
José Alfonso Pérez Martínez
Pilar Quirosa-Cheyrouze
Remei
Ana María Romero Yebra
Pedro Ruiz Lozano
Nita Sáenz Higueras
Mónica Sánchez
Encarnación Sánchez Arenas
Juan Manuel Sánchez Moreno
Francisca Sánchez Sevilla
Mario Sanz Cruz
Miguel Vega Blázquez
Mar Verdejo Coto
José Yebra





VERSOS PARA BAILAR O NO


Y la música reverbera

en el salón vacío….

Pilar Quirosa-Cheyrouze


Hay momentos en el día, y en la vida, en los que el alma y la vista no consiguen diferenciar el mar del cielo. Ambos aparecen unidos en un continuo aparentemente inseparable que multiplica exponencialmente la capacidad de asombro con la que ambos sacuden el alma de quienes contemplan su imagen.

De igual manera aparecen, con frecuencia, aliadas música y poesía en cópula cómplice dispuesta a llevar hasta el punto de ebullición emociones albergadas en pechos de almas inquietas.

No en balde, en su origen, los griegos llamaron a toda la literatura, en sus diferentes formas, «poiesis», que significa «hacer» o «crear». Pero diferenciaron la «lírica», la forma desde la que evoluciona la poesía tal y como hoy la conocemos, un medio por el que el autor transmite sentimientos, emociones o sensaciones subjetivas respecto a una persona u objeto de inspiración, y que siempre era declamada, porque en aquel tiempo no se escribía para ser leída, acompañada por las notas de una lira.

Más tarde fueron trovadores —músicos a la vez que poetas— quienes en la Edad Media componían poemas, fundamentalmente de amor, pero también de contenido político y acerca de su visión del mundo, que ellos mismos interpretaban, o encargaban hacerlo a juglares, goliardos o ministriles al son de vihuelas, laúdes o zanfoñas, entre otros instrumentos portátiles. 

¿Y qué es una canción, en gran medida, sino música y poesía fundidas en amable aleación? ¿no están a menudo presentes la una en la hora de inspiración de la otra?

Pero, además, del mismo modo que hay un poema para cada momento de nuestra historia vital, nos resulta impensable mirarnos y no perdernos sin recordar los acordes y notas que han jalonado instantes de nuestras vidas.

Por esos y otra infinidad de motivos era menester dedicar un tiempo y un espacio a esta íntima relación entre dos de las más bellas artes con la vida y obra de cerca de un centenar de «poietés» del siglo XXI, y así lo hemos hecho.

Hoy, lector, vuela hacia tu mirada una colección de versos asociados en esa alianza entre música y poesía, una buena muestra de muy diferentes formas de entenderlas.

Y, entre todos estos versos, los aportados por nuestra muy querida Pilar Quirosa-Cheyrouze, que ha sido y es, más allá de la vida, pilar fundamental de la poesía y alma generosa de la cultura en su más vasta acepción, y también de las jornadas literarias de Carboneras a cuyo amparo se edita esta antología.

Son, posiblemente, y fiel a su cita anual, los últimos poemas que envió para ser publicados. Como su risa perenne, nos seguirán guiando, alumbrando y asombrando.

Ahora, como dijera Julio Alfredo Egea, si traes el aroma y latido preparados, así como el corazón necesario, siéntate, pues, junto a la ventana y mira la calle de tierra estremecida, pasar a los hombres cantando, a mujeres retorcidas de dar vida y a niñas llenando de trenzas la tarde. Porque hay versos para bailar y otros que no.


Javier Irigaray


PARTICIPANTES EN “VERSOS PARA BAILAR O NO”

Marta Abadía
Francisco Acuyo Donaire
Antonio Ángel Agudelo
Melvyn Aguilar
Diego Alonso Cánovas
Martha Asunción Alonso Moreno
Abelardo Juan Benito Grande
Martín Bezanilla
Isabel Blanco Ollero
Julián Borao
Gabriel Camero
Antonio Carbonell
Paco Checa
Antonio Daganzo
Guillermo De Jorge
Fernando De Villena
Germán Del Cabo
Mónica Doña
Virginia Fernández Collado
Francisco Javier Fernández Espinosa
Úna Fingal
Pablo G. Bao
Trinidad Gan
Antonio García
Ana García Briones
Pablo A. García Malmierca
Antonio García Soler
Antonio García Vargas
Teresa Gómez
Julio González Alonso
Elena Grausen
Rosario Guarino Ortega
Remedios Guillén Olvera
Germán Guirado
Julia Gutiérrez
José Haro Martínez
Miguel Hernández García
Perfecto Herrera Ramos
Isabel Hualde
Javier Irigaray
Encarna León
Cristina Liso
María Ángeles Lonardi
Amalia López Asensio
Gabriela López Bono
Roberto López San José
Aurora Luque
Teresa Martín Ruiz
Ignacio Martín Lerma
Remedios Martínez Anaya
Ana Martínez Mongay
Ángeles Mora
Mar Montoya
Vicente Muñoz Álvarez
Eufrasio Navarro Fernández
Julia Navas
Mila Ortega
Andrés Ortiz Tafur
Francisco Pérez Baldó
Emilio Picón
Joaquín Piqueras
Pilar Quirosa-Cheyrouze
Teresa Ramos Rabasa
Gerardo Rodríguez Salas
Ana María Romero Yebra
Luis Rosado
Pedro Ruiz Lozano
María Soledad Ruiz Navas
Nita Sáenz
Encarnación Sánchez Arenas
Miguel Sánchez Miñarro
Francisca Sánchez Sevilla
Blanca Sarasua
Fernando Sarriá Abadía
Javier Seco Goñi
Ángela Serna
Felipe Sérvulo
Tomás Soler Borja
Pedro Soler Valero
Beatriz Torres
Mar Verdejo Coto
José Yebra
Graciela Zárate Carrió


Colaboradores: